Temas

A

Buscar

Se buscan profesionales: cómo ajustar oferta y demanda laboral en el ámbito portuario

La industria marítimo-portuaria registra un incremento de actividad constante y es un importante generador de empleo. Sin embargo, las empresas portuarias a menudo encuentran dificultades para cubrir vacantes y se ven obligadas a buscar talento fuera, a pesar de que en su entorno puedan existir índices elevados de paro juvenil. ¿Cómo resolver este desajuste entre oferta y demanda laboral? En la capital catalana, el Port de Barcelona, Barcelona Activa y la Fundación BCN Formación Profesional trabajan conjuntamente para buscar soluciones.

Publicado el 18 octubre 2018
Conectar las necesidades de los puertos con la formación profesional puede ayudar a resolver los problemas de ocupación en este ámbito. [Imagen de Port de Barcelona]

La falta de conexión entre las necesidades profesionales de las empresas y los programas formativos de los centros educativos de su entorno puede generar problemas de ocupación entre los jóvenes, pero también daña la competitividad de las empresas, que deben emplear recursos extra para formar a medida a sus trabajadores. En el ámbito portuario, donde se requiere una gran diversidad de perfiles profesionales altamente especializados y donde las compañías se encuentran inmersas en procesos de digitalización y de transformación 4.0, la asimetría entre oferta y demanda laboral se puede ver agravada.

Para hacer frente a esta situación, el Port de Barcelona y Barcelona Activa han elaborado dos estudios que son el punto de partida de un plan de acción que se desarrollará en los próximos años.

El primero, elaborado por la Fundació BCN Formació Professional, es un pormenorizado estudio que analiza las necesidades laborales vinculadas al ámbito de la formación profesional en cuatro áreas concretas: logística y comercio, terminales estibadoras, náutica deportiva e industrial, y transporte terrestre. Con él, se ha conseguido definir la lista de profesiones más demandadas con todos los matices que requiere un trabajador de estos subsectores.

“Hacer un estudio sobre los perfiles profesionales del puerto ya es algo novedoso en sí mismo, especialmente porque se ha hecho desde la perspectiva de la formación profesional”, afirma Ángel Tarriño, gestor de proyectos de la Fundació BCN Formació Professional. Una de las fortalezas del informe es que han sido las propias empresas (una muestra de 106 compañías, de las cerca de 600 que componen la Comunidad Portuaria) las que han señalado los perfiles que necesitan y han dado sus propias recomendaciones, señala Tarriño.

El segundo estudio, desarrollado porBarcelona Activa como parte de su programa para detectar y divulgar las oportunidades y el potencial de ocupación en sectores estratégicos, ha identificado 53 perfiles profesionales en tres grandes subsectores: el transporte marítimo de personas y mercancías, la náutica deportiva y de recreo, y la pesca y la acuicultura.

Los estudios han identificado hasta 53 perfiles profesionales demandados en tres grandes subsectores: el transporte marítimo de personas y mercancías, la náutica deportiva y de recreo, y la pesca y la acuicultura.

Los perfiles profesionales más demandados, por subsectores en el ámbito portuario. Fuente: Fundació BCN Formació Professional.

Profesionales transversales

¿Qué conclusiones se extraen de estos informes? “Hemos visto que cada subsector del puerto tiene sus necesidades específicas. Aun así, hay dos tipos de perfiles que son transversales a todos los sectores”, nos explica el especialista. Así, por un lado encontramos trabajos relacionados con el mantenimiento mecánico (para barcos, grúas, maquinaria, cintas transportadoras, etc.). Por otro lado, se requieren puestos de administración adaptados al entorno portuario (personas con capacidad de adaptación y flexibilidad de horarios, que dominen la gestión de tasas, impuestos especiales, trámites aduaneros, etc.).

En el caso de los perfiles de mantenimiento se necesitan, además, personas que se sepan desenvolver en la industria 4.0. Es decir, que conozcan todas las tecnologías utilizadas en un SmartPort (tecnología IoT, sensores, automatización de procesos, etc.). “La industria 4.0 es una revolución en todos los sentidos. La FP quiere adaptarse a esta revolución haciendo un replanteamiento de sus contenidos, siempre de la mano de las empresas”, añade Tarriño.

Esta adaptación requiere realizar una apuesta firme por la formación dual. Los proyectos de FP dual combinan la enseñanza y el aprendizaje en la empresa y en el centro de formación. Según este modelo, los alumnos pasan entre tres y seis meses trabajando en las empresas, que son las que tienen la capacidad inversora, las máquinas y el instrumental. De este modo, salen del sector con unos conocimientos especializados y familiarizados con el know how de la empresa. Además, con este sistema la FP puede adaptarse al gran ritmo de actualización de la industria 4.0.

En el caso de los perfiles de mantenimiento se necesitan, además, personas que se sepan desenvolver en la industria 4.0., que conozcan todas las tecnologías utilizadas en un SmartPort, como tecnología IoT, sensores o automatización de procesos, entre otras.

En los informes también se detectan perfiles más específicos, como “transportistas que conozcan los trámites administrativos y aduaneros para operar en el puerto y que tengan capacidad de corregir cualquier anomalía en la documentación; instaladores de componentes de megayates y barcos recreativos; ingenieros de telecomunicaciones especialistas en satelización; expertos en logística, y especialistas de trabajos en altura”, detalla Tarriño.

Otro de los requisitos imprescindibles para mejorar la empleabilidad de los jóvenes en la Comunidad Portuaria son los idiomas. “Al tratarse de un sector de ámbito internacional, el dominio del inglés es necesario”, afirma Ángel Tarriño. “Hay empresas cuya primera prueba para un puesto de instalador es el inglés. Si el candidato tiene algún déficit en conocimiento mecánico no les preocupa tanto como que no sepa inglés. Y si puede aportar un segundo idioma, todavía mejor”, aconseja el experto.

Un nuevo diseño formativo

Los resultados de estos estudios no solo han puesto en orden las necesidades profesionales de un sector en pleno proceso de transformación tecnológica. También han servido para dar visibilidad a las distintas opciones formativas, muchas de ellas desconocidas, que ofrece el sector marítimo y portuario.

Si las empresas encuentran problemas para encontrar canales y referentes para contratar, este estudio ha abierto la puerta a solucionar este tipo de cuestiones. Potenciar itinerarios de FP dual en las empresas del Port de Barcelona parece ser una excelente solución a una oferta laboral cada vez más específica y cuya dinámica cambiante requiere personas con grandes habilidades adaptativas.

Por el momento ya se han establecido una serie de actuaciones que avanzan en esta dirección. Desde la creación de una mesa de trabajo para adaptar los contenidos formativos a las necesidades del Port de Barcelona hasta proyectos de innovación formativa como Forma’t al Port, desarrollado por la Escola Europea - Intermodal Transport.

Por su parte, Barcelona Activa está impulsando la formación profesionalizadora con iniciativas como la que está llevando a cabo con el Institut de Nàutica de Barcelona, adaptando parte de un ciclo formativo como curso de formación ocupacional para personas en paro.