Temas

A

Buscar

El Modelo de innovación del Port de Barcelona

En los puertos el proceso de innovación debe servir para crear, desarrollar y convertir nuevas ideas en propuestas de valor adaptadas a las necesidades actuales y futuras de la comunidad portuaria, de los clientes del puerto, del resto de stakeholders y la sociedad en general.

Publicado el 29 noviembre 2018

Carles Rúa es Responsable de proyectos estratégicos e innovación del Port de Barcelona.

La innovación es un elemento clave para la competitividad de los puertos. [Imagen de Port de Barcelona]

En el caso del Port de Barcelona, consideramos que la innovación debe ir acompañada de un conjunto de atributos para ser realmente efectiva:

  • Innovación sostenible, considerando las tres dimensiones de la sostenibilidad: económica, social y ambiental.
  • Innovación abierta, yendo más allá de las fuentes internas y también utilizando fuentes externas, como clientes, competidores, instituciones académicas y centros de investigación, como fuente de nuevas ideas y conceptos. Esto es especialmente importante en un puerto en el que el éxito no depende de un único agente, sino de la coordinación de toda la comunidad portuaria.
  • Innovación colaborativa, puesto que en un puerto el objetivo último es desarrollar cadenas de suministro eficientes y eso implica el desarrollo de modelos de negocio, y por ende de innovación, colaborativos.
  • Impulsada por la demanda, esto es, que comprenda las necesidades y los requisitos actuales y futuros de los clientes; desarrollando nuevos productos y servicios para sobrepasarlos. La innovación debe enfocarse en las necesidades insatisfechas del mercado.
  • Innovación alineada con la estrategia, puesto que el proceso innovador no debe ser un objetivo en sí mismo, sino un medio para alcanzar los fines que el puerto ha planificado.
  • Con una fuerte base tecnológica, especialmente en campos como las TIC, los vehículos autónomos, IoT, IA, la robotización y la automatización, etc.

Hoy en día, los puertos deben entender que la innovación es un elemento clave para su competitividad y, por ello, deben dotarse de herramientas que faciliten su desarrollo en el ámbito de la comunidad portuaria. Es por ello que el Port de Barcelona ha desarrollado un modelo propio de innovación que ha denominado Port of Barcelona Innovation Steering Wheel, cuyos principales elementos comentamos a continuación.

Port Vision 2040, el modelo de innovación del Port de Barcelona.

El eje de la innovación debe ser la planificación a muy largo plazo, que en nuestro caso se concretará en la Visión del puerto a 2040. Esta Visión deberá identificar los diferentes escenarios futuros a los que se pueda ver enfrentado el puerto y establecer líneas de acción que permitan aproximarse al futuro deseado. No se trata tanto de establecer planes de actuación concretos, esto se propondrá en el plan estratégico, sino de identificar direcciones de desarrollo de la actividad del puerto que le ayuden a alcanzar el futuro deseado.

Para fijar esta Visión de futuro, debemos dotarnos de instrumentos que nos ayuden a canalizar los esfuerzos de nuestro entorno hacia esta Visión. Se han identificado cuatro grupos de elementos:

  1. En primer lugar, las estructuras de gestión, que permitan al Port de Barcelona y a su comunidad portuaria coordinar sus esfuerzos innovadores y establecer las prioridades de actuación. En nuestro caso, optamos por estructuras más de tipo informal, como comités y grupos de trabajo, que por estructuras jerárquicas tradicionales.
  2. En segundo lugar, puesto que el puerto se plantea como único modelo de innovación, el concepto de innovación abierta, es necesario establecer acuerdos y alianzas con nuestro entorno, en primer lugar con la comunidad portuaria, pero también con nuestros clientes finales, con universidades y centros de investigación, con otras administraciones públicas y también con otros puertos, incluso competidores.
  3. En tercer lugar, es necesario estimular y promover de forma activa la innovación en nuestro entorno. Esto implica el desarrollo de un ecosistema de innovación alrededor del Port de Barcelona que facilite el crecimiento del talento innovador, la aparición de nuevas ideas y de nuevas propuestas empresariales (start-ups) que nos ayuden a acercarnos a la Visión. Afortunadamente, Barcelona cuenta con un ecosistema innovador muy relevante y diversos rankings la consideran dentro del top 10 mundial dentro del concepto de smart city (por ejemplo, el estudio Top 50 Smart City Governments del Eden Strategy Institute). Por ello, más que crear un sistema innovador nuevo propio del puerto, hay que buscar sinergias con los ya existentes y coordinar esfuerzos con ellos.
  4. Por último, es necesario dar difusión a toda esta actividad innovadora. PierNext, el hub de conocimiento del Port de Barcelona, es una iniciativa en este sentido, pero también lo son la participación en la ChainPort Academy, la creación de la Escuela Europea de Transporte Intermodal y otras iniciativas de colaboración con escuelas y universidades que pueden perfectamente enmarcarse dentro de esta línea.

El eje de la innovación debe ser la planificación a muy largo plazo, es la Visión del puerto a 2040. Esta Visión deberá identificar los diferentes escenarios futuros a los que se pueda ver enfrentado el puerto y establecer líneas de acción que permitan aproximarse al futuro deseado.

La siguiente pregunta que hay que plantearse es dónde debemos aplicar la innovación. La respuesta viene del propio concepto de smart port y de sus dimensiones, que Barcelona ha adaptado a su vez del concepto de smart city. En efecto, son varios los expertos que hablan de seis grandes dimensiones o áreas de actuación en las smart cities, la habitabilidad (living), la movilidad (mobility), la economía (economy), las personas (people), la gobernanza (government) y el medio ambiente (environment).

Todas estas áreas de una smart city tienen cabida también en un puerto donde también se dan problemas de, por ejemplo, movilidad o medio ambiente, con una excepción, la habitabilidad. En efecto, no debe haber viviendas en el puerto de Barcelona, pero haciendo el símil de que lo que realmente vive en el puerto es la carga, podemos sustituir el concepto de habitabilidad por logística, con lo que obtenemos las seis grandes áreas de innovación en un puerto: logística, movilidad, economía, personas, gobernanza y medio ambiente. A estas seis áreas de actuación de la innovación, por razones prácticas le hemos añadido una séptima área transversal, la tecnología, que debe apoyar a todas las demás.

En conclusión, a pesar de que el de Barcelona ha sido considerado tradicionalmente como un puerto innovador, la creciente complejidad del sector logístico y portuario, la evolución de los modelos de transporte, especialmente en la industria naviera, y la entrada de elementos disruptivos nos obligan a tomar una posición estratégica sobre el proceso innovador, que en nuestro caso materializamos en el modelo de trabajo que hemos presentado: el denominado Port of Barcelona Innovation Steering Wheel.